Visualizar bien = Ahorrar para escalar mejor


Quien no nos habrá visto hacer gestos raros mirando a ningún lado, moviendo las manos, y a veces los pies, con alguién que nos mira al lado, o solos a pie de via; hablando de hueveras, regletas, una puntita para el pie o un garbancito....

Esos coreografías tan habituales para los escaladores, son raras para los que nos ven fuera de contexto, pero forman parte de la escalada, y de cualquier deporte. La visualización es una técnica mental para nuestra preparación ante una acción y que nos puede servir en nuestra vida cotidiana.



<<Había una vez un escalador que o se colgaba en cada chapa o en ninguna. Su primer pegue era de puro reconocimiento. Probaba cada paso de 18 maneras diferentes y pasaba al siguiente una vez resuelta la mejor opción. Generalmente resolvía los proyectos de su máximo grado en muy pocos intentos. Era muy efectivo y no es que fuera sobrado. Su táctica consistía en ahorrar pegues físicos dando muchos pegues mentales. Tenía la manía de visualizarse encadenando la vía 2 o 3 veces por cada pegue. Mano a mano y pié a pié se imaginaba a si mismo escalando la roca. A pie de pared, o en casa, antes o después del pegue. Siempre hasta encadenar.>>

En escalada visualizar bien se traduce en ahorrar pegues. En evitar repeticiones, en evitar lesiones. Ahorrar piel, poleas, goma de suela, magnesio....Ese pegue en el bar, ese flaxeo del crux, esa preparación justo antes del pegue. Todo suma para mentalizarnos, prepararnos y asimilar.

Escalar la via mentalmente, viendo mentalmente los agarres, el orden de los movimientos, la secuencia de los gestos. Imaginar las condiciones y vernos a nosotros mismos actuando. Imaginar los movimientos de nuestras extremidades, coordinarlos en nuestro pensamientos.

Anticipar lo que nos va a pasar, pensar en las diferentes opciones, prever los acontecimientos y vernos resolviendo nos ayuda a ser mas efectivos. Aunque nos puede crear malas pasadas si nos enfocamos demasiado en el resultado y a la hora del pegue dejamos de estar en "el momento". Es aplicar toda nuestra conciencia en la anticipación. Visualizarnos haciendo cada detalle perfecto hasta tenerlo asimilado de manera clara y positiva. Sin llegar a que la expectativa nos haga fallar por alejarnos de la realidad del momento.








Vale la pena prestar atención a todos los detalles, no sólo a los movimientos, mentalizarnos de la respiración, de las emociones, de los pensamientos que tenemos en cada tramo de la via o bloque. ¿A quien no le entra un pelín de ansiedad cuando ha pasado el crux y le queda un tramo de trámite? ¿O quien no está apunto del infarto en la salida de algún bulder alto? Es fundamental mantener la mente tranquila, positiva, sin expectativas dando siempre lo mejor que podemos, pero aceptando el posible fallo.


En cada modalidad será diferente la importancia que tendrá la visualización. En el bulder, donde hay pocos movimientos, pero los matices son claves la visualización nos aportará cosas diferentes que escalando con cacharros en tapia o haciendo Psicobloc. Nos ayudará a subir, a encadenar y a preveer posibles riesgos y problemas.






















En este video del señor Punset podemos ver un ejemplo a partir del minuto 21.



¿Y la parte incosciente?¿Quien no ha soñado con el proyecto? ¿Quien no ha tenido la típica pesadilla donde el canto te peta en las manos y vuelas descontrolado? ¿Hipnosis para escalar?

Darlo todo sin esperar nada en cambio...disfrutar de cada momento sin expectativas...



Visualizar la mejor escalada, aceptando lo peor para sacar mas rendimiento a la cabeza.